Noticias

El ForoArtículosVida Submarina. Día Mundial de la Pesca

Vida Submarina. Día Mundial de la Pesca

No hay sustitutivo posible para el agua. Si no cuidamos nuestros lagos, ríos, mares y océanos, estamos descuidando nuestro propio futuro.

Bajo esta premisa, con este post queremos concienciar del peligro de la situación actual y dar algunas claves sobre cómo contribuir a que los objetivos de desarrollo sostenible se cumplan salvaguardando así la vida de nuestros mares.

Si la contaminación y sobrepesca que tenemos hoy en día continua, los datos para los próximos años son cuanto menos alarmantes:

  • Para 2050, según Naciones Unidas, será mucho mayor el peso del plástico de los océanos que el peso de los peces que los habitan.
  • Se estima que en 2040 el número de peces que habitan en este ecosistema se verán reducidos a un 63%, si el ritmo de contaminación marítima no disminuye drásticamente, en un plazo de 5 años.
  • En 2018 se calculó que los humanos hemos vertido en el mar 296.000 toneladas de plásticos. Esto provoca que cada año (¡cada año!) mueran más 10.000 especies marinas, dejando las reservas biológicas al borde a la extinciónsegún los cálculos de la ONU. Tenemos conciencia de que los plásticos permanecen intactos durante décadas o siglos después de su uso, hay multitud de materiales plásticos que se deterioranconvirtiéndose en microplásticosque los peces y otros animales marinos acaban consumiéndolos; pasando de esta manera a la cadena alimentaria mundial.

Además, con la situación actual que vivimos, según la ONU, más de 3,4 millones de personas mueren por enfermedades relacionadas con la contaminación del agua cada año, siendo el 56% niños menores de 6 años.

Entre las principales causas de la contaminación del agua de los océanos, destacan los residuos que se generan en la superficie y que son vertidos al mar sin ningún escrúpulo y los que genera la sobreexplotación pesquera a nivelesmundiales.

¿Qué podemos hacer para que las previsiones no se conviertan en una realidad?

Partiendo de la base de que debemos cuidar de nuestros propios residuos para evitar la contaminación, queremos hacer hincapié en cómo influir desde el papel del consumidor.

Es muy importante que, a la hora de realizar la compra, tengamos en cuenta el impacto que tienen los productos que elegimos. Acciones pequeñas, como asegurarnos de que el pescado que consumimos tiene la certificación SMC (que nos garantiza que en la captura no se perjudica al medioambiente), pueden marcar la diferencia para poder cuidar la vida en el mar.

La concienciación por parte del consumidor, tiene un rol fundamental, que viviendo en la era de la información, es casi obligatorio que se haga de notar. Todos tenemos que poner nuestro granito de arena para que con el paso de los años podamos seguir disfrutando de la vida que el mar nos regala bajo el agua.

Sanamar

Escribe un comentario