Noticias

El ForoArtículosSe recompensa luchar contra el cambio climático

Se recompensa luchar contra el cambio climático

“Las empresas mutan por el cambio climático”. En el articulo de Miguel A. García Vega del país del domingo pasado constata que el calentamiento global es imparable y que supone una verdadera amenaza ecológica. Pero también una oportunidad de negocio. Las empresas comienzan a mutar y encarar la subida de las temperaturas; Farmacéuticas investigan sobre enfermedades tropicales, las empresas de moda cambian de colecciones y los colores de sus vestidos, las vinícolas buscan tierras más altas para plantar vides y las compañías de seguros subirán las tarifas ante el previsible aluvión de catástrofes e incendios.

En respuesta Jorge Riechmann, reconocido investigador del ISTAS escribía en un tweet que “Pensar en la posibilidad de un capitalismo verde es un autoengaño”.

Y llegamos a la pregunta del millón ¿Estamos a tiempo  de parar el cambio climático?

Sea cuál sea la respuesta lo que es innegable es la necesidad de adoptar hábitos proactivos personales y profesionales que ayuden a luchar, mitigar y adaptarnos a la constante subida de la temperatura y  por favor con celeridad que el tiempo juega en nuestra contra. Y cómo dice mi hijo y que le han enseñado en el cole “Sólo es imposible aquello que no intentas”.  Entonces manos a la obra los indecisos y a trabajar se ha dicho!

En primer lugar, en un acto de coherencia conviene alinear la misión, visión y valores de nuestra empresa con los intereses de nuestro planeta y de paso hacemos un 2X1 y nos sumamos al objetivo 13 de Acción por el clima de las ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) de las Naciones Unidas.

Por otro lado, podemos comenzar a utilizar los balances no financieros o los triples balances que además de medir la viabilidad económica, miden la contribución ambiental y social de la empresa. Las grandes empresas ya están obligadas a ello debido a la Ley 11/2018, de 28 de diciembre y es una buena práctica para las pymes, entidades sin ánimo de lucro y autónomos pues nos ayudan a conocer nuestra aportación al bien común y nos ayudan a tomar mejores decisiones (recomendarmos el uso balance del bien común).

Implantar en el ADN de las empresas la lucha por el cambio climático tiene su recompensa y es que la Diputación de Málaga, con los Premios Málaga Viva quieren reconocer las iniciativas y buenas prácticas por parte de personas, empresas, entidades sin ánimo de lucro y municipios en su lucha contra el cambio climático.

El objeto del galardón es visibilizar y divulgar buenas prácticas y actuaciones innovadoras en materia de cambio climático que hayan tenido lugar en los últimos tres años y las candidaturas podrán presentarse hasta el 17 de Junio de este año.

Los Premios Málaga Viva contemplan los siguientes ámbitos: movilidad, energía, agua, residuos, ordenación del territorio, urbanismo y edificación, sumideros naturales de CO2, eco-innovación y sensibilización y concienciación ciudadana de lucha contra el cambio climático.

“Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”. Eduardo Galeano

ECOEMPRENDE (Jose D. Arribas Ortega)

Escribe un comentario