Noticias

El ForoArtículosLa Formación Profesional Dual y la RSE

La Formación Profesional Dual y la RSE

Los índices de Responsabilidad Social Corporativa, tienen su base en criterios de impacto social y ambiental, dentro del impacto social, el ámbito laboral tiene un gran peso específico.

El desarrollo de la responsabilidad social corporativa en la empresa se materializa en la implantación de políticas, visiones y medidas que garanticen un grado elevado de incidencias positivas en sus actividades en el entorno social y natural.

Dentro de la empresa los principales indicadores son los ambientales, económicos y sociales, y en estos dos últimos son los que queremos hacer hincapié. El indicador social evalúa las relaciones laborales con los trabajadores de la propia organización, el grado de seguridad y salud en el trabajo y no menos importante la formación, la atención a la diversidad o el ofrecimiento de oportunidades.

Fuera de la empresa nos encontramos con el mercado laboral que tiene actualmente una característica muy importante en nuestro país y es la gran tasa de desempleo juvenil y la necesidad de profesionalización de los sectores productivos, sobre todo del sector servicios.

Dadas las características del entorno socio-económico y la importancia de la asunción por parte de la empresa de medidas que generen un impacto positivo en la sociedad, cobra especial importancia la formación en la empresa, y teniendo en cuenta la promoción de la Responsabilidad Social Corporativa se traduce en como un compromiso con la educación y la sociedad y una ventaja competitiva de la misma.

Como empresas socialmente responsables, adoptar medidas de formación como elemento de identificación corporativa va a permitir materializar y asumir nuestra responsabilidad con la sociedad.

La Formación Profesional Dual la componen acciones e iniciativas formativas, que combinan empleo y formación, cuyo objetivo es la cualificación profesional de los trabajadores en un régimen de alternancia entre la actividad laboral en una empresa y la actividad formativa recibida en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo.

La Formación Profesional Dual en el sistema de formación para el empleo se materializa a través del Contrato para la Formación y el Aprendizaje y en el sistema  educativo se formaliza a través de un convenio de colaboración entre los centros de formación participantes y las empresas del sector correspondiente a través de un sistema de becas.

En este sistema de formación el alumnado es trabajador y acelera de forma óptima el desarrollo de competencias profesionales y favorece la adaptación a los sectores productivos empresariales.

Para dar a conocer este tipo de formación hay que distinguir si la formación se recibe desde el sistema educativo o desde el sistema laboral, a continuación se exponen las principales características:

En el sistema educativo se formalizará a través de un convenio de colaboración entre los centros participantes y las empresas del sector correspondiente a través de un sistema de becas.

La finalidad es incrementar el número de personas que puedan obtener un título de enseñanza secundaria postobligatoria a través de las enseñanzas de formación profesional. Fomentando la motivación del alumnado para evitar un abandono escolar precoz y facilitar la inserción laboral, al estar en mayor contacto con las empresas.

Es importante destacar que una de los principales objetivos es Incrementar la vinculación y corresponsabilidad del tejido empresarial con la formación profesional.

Otros aspectos a tener en cuenta es que este sistema va a potenciar la relación del profesorado de formación profesional con las empresas del sector y favoreciendo la transferencia de conocimiento.

La formación profesional dual en el ámbito laboral, se enmarca en el sistema de formación profesional para el empleo y se materializará a través del contrato para la formación y el aprendizaje. Donde la inmersión del trabajador en el mundo laboral se hace desde el primer momento y debe cumplir una serie de requisitos laborales y formativos. Para impulsar este tipo de contratación, hay una serie de bonificaciones e incentivos a las empresas.

En cualquier caso, el trabajador contratado que haya finalizado la formación prevista en el contrato, con evaluación positiva, podrá recibir el Título de Formación Profesional o el Certificado de Profesionalidad de la Administración Pública competente, y/o la certificación educativa de los módulos cursados de los Títulos o la acreditación parcial acumulable, cuando esta formación se corresponda a uno o varios módulos de los Certificados de profesionalidad.

La formación profesional dual, permite compatibilizar trabajo y formación aumentando la empleabilidad del capital humano como elemento diferenciador.

En este sentido, las empresas que adoptan estas medidas, están colaborando en un desarrollo social, mejorando la cualificación del tejido productivo y promoviendo la inclusión de jóvenes al mercado laboral.

Estas empresas obtienen numerosas ventajas, ya que van a tener trabajadores cualificados, cubriendo la demanda interna de personal. Les va a permitir ofrecer una cualificación a medida y necesidades de las empresas y aumentar su capacidad de innovación.

En función a la modalidad además obtener bonificaciones y reducciones y no menos importante van a incluir la responsabilidad social corporativa en su gestión interna.

Maude Studio

Escribe un comentario