AutorNoelia García

El ForoArtículos escritos por Noelia García ( Página 8)

Empresa saludable, empresa responsable

Entre los grupos de interés de nuestras empresas, los compañeros de trabajo, son a los que tenemos que poner más atención. Tenemos que implantar en la empresa políticas de bienestar en el trabajo y promoción de la salud.

No estamos hablando de cumplir con la normativa de PRL, si no de dar un paso más, y crear dichas políticas para promocionar la salud de todo el equipo de trabajo, con ello conseguiremos personas más sanas, refiriéndonos al bienestar físico, mental y social, y como objetivo paralelo, y para los más escépticos, conseguimos aumentar también la productividad y bajar el absentismo. Serán trabajadores más sanos, más motivados, con mayor calidad de vida, y todo ello conseguirá una empresa más competitiva, y saludable en todos los sentidos.

Muchos empresarios se preguntarán cómo abordar estas políticas de empresa saludable. No son sencillas, porque hay muchos factores, pero con un adecuado asesoramiento por entidades competentes, cualquier empresa podrá conseguir sus objetivos, siendo necesario tanto el compromiso de la dirección, como la participación activa de las personas trabajadoras. Los pilares fundamentales son la alimentación, la actividad física y la salud mental.

Juan Luis Cebrián Garrido (ANP Servicio de Prevención Ajeno)
Leer más

La formación en PRL y su aporte a la RSC

La RSC es una actitud que empresas y organizaciones interiorizan en sus planes estratégicos e intentan transmitir para ser consecuentes con su entorno, empleados y clientes.

La formación en PRL debe ser una prioridad en todas las empresas, no solo porque es legalmente exigible a todas ellas según el art. 19 de la ley de PRL, sino porque, por extensión, también es necesario aplicarla en nuestro devenir diario en entornos familiares y/o relacionales más allá del laboral.

Pensemos en la obligatoria formación en Primeros Auxilios para algunos colectivos y miembros de los Equipos de Primera Intervención. Esto ha acercado a los trabajadores los mecanismos y protocolos necesarios para afrontar una parada cardiorrespiratoria, maniobras RCP, y que no solo es aplicable al entorno laboral, sino que también nos puede permitir salvar una vida en entornos familiares y relacionales más cercanos. Tanta importancia tiene esta formación que, habitualmente, los formadores, que son especialistas en urgencias suelen afirmar que esta formación preparatoria en dichos protocolos “ayudará a alguno de los presentes a salvar una vida en menos de un año en vuestro entorno laboral o familiar”.

La formación que se proporciona a los trabajadores no es, ni debe ser, de exclusividad laboral, sino que debe ser trasladada a todo el entorno del trabajador, pues pretende inculcar un cambio de actitud y mentalidad que es extensivo, y por lo tanto de aplicabilidad a la vida cotidiana.

José Ángel Díaz y José Rueda (Aertec Solutions S.L.)
Leer más

NUESTRO FORO

Este año celebramos el quinto aniversario de la creación del Foro Provincial de Empresas Socialmente Responsables de Málaga.

Momento de balances, estudios, implementación de mejoras, etc., pero sobre todo es el marco propicio para que todos los integrantes del mismo nos sintamos orgullosos por lo conseguido: por ser referentes, por crear una cultura innovadora en materia de Responsabilidad Social en el marco asociativo, por arrastrar con nuestra ilusión y esfuerzo a cada vez más empresas que creen en la Responsabilidad Social Empresarial, que la hacen parte de su filosofía si no lo hacían ya antes.

Consolidado nuestro marco de actuación a través de las mesas de trabajo desarrolladas, avanzamos en nuevos proyectos, nos hemos fortalecido internamente, nos abrimos a la sociedad malagueña y a su tejido productivo siempre desde la humildad y el trabajo serio y bien hecho.

El Foro ha crecido en este tiempo, todas las Empresas sumamos en la medida de nuestras posibilidades, la diferencia entre nosotros es lo que nos hace fuerte.

Animamos a todas las Empresas de Málaga a que crean en la RSC, que sepan que estamos a su disposición y que los recibiremos con los brazos abiertos.

A por otros cinco años más.

Rocio Agüí (Fissa Málaga)
Leer más

¿POR QUÉ ES NECESARIO GESTIONAR LA BIODIVERSIDAD?

La gestión y conservación de la Biodiversidad debe ser una prioridad para el sector de las industrias extractivas, entendiendo la importancia de crear valor con sus actividades respetando al máximo el entorno y los recursos naturales.

La correcta gestión de la Biodiversidad es una cuestión a la que atender con profesionalidad, y un valor en alza en el que trabajar desde una planificación estratégica.

En este marco estratégico, que debe tratar de contribuir a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y a abordar los retos sociales, económicos y ambientales globales, las graveras y canteras de HeidelbergCement Hispania son ya un ejemplo excelente de escenarios naturales capaces de generar nuevos hábitats, con una amplia diversificación de especies de flora y fauna.

Estos cambios contrastan con la imagen negativa que se asocia a la actividad empresarial extractiva que al contrario, siendo bien gestionada, es capaz de generar valor medioambiental.

El adecuado manejo del entorno antes, durante y después del aprovechamiento extractivo es fundamental y está facilitando el desarrollo de los planes de restauración que toda explotación tiene asociada. Las mejoras que se producen en el paisaje, como consecuencia de este compromiso, redundan en el incremento del valor patrimonial de las fincas, proporcionando un valor añadido al entorno de la explotación.

Elena Moreno (HeidelbergCement Hispania)
Leer más

LA RELACIÓN UNIVERSIDAD-EMPRESA. TRANSFERIR EL CONOCIMIENTO

La relación entre la Universidad y las empresas es un tema muy recurrido en las, cada vez menos, reuniones y encuentros que tienen lugar entre antiguos compañeros de Facultad.

Siempre hay una pregunta clave en esta cuestión: ¿es la actual configuración de la relación Universidad-Empresa la mejor?

En un contexto social de gran nivel de paro entre los egresados universitarios, la principal preocupación es la percepción de una baja tasa de incorporación de éstos al mercado laboral, se entiende, para trabajar como técnicos especialistas.

Es verdad que el concepto de Universidad es muy amplio, con su gran dimensión académica, y que no debe convertirse exclusivamente en una filial desde la que las empresas puedan reclutar, pero quizás tampoco es el camino que cunda la desesperanza entre los recién titulados al ver que, por ejemplo, las prácticas curriculares y extracurriculares son escasas, poco accesibles, no consiguen la realización del individuo y, muy a menudo, apenas se extienden en el tiempo. Al final, son muchos los que se estrellan en el difícil, valiente y necesario reto del emprendimiento.

Sin duda, es un ejercicio necesario y urgente a afrontar entre las administraciones públicas, el sector privado y los actores sociales, para conseguir un nuevo equilibrio en esta interacción, sin olvidar el papel de la Universidad en la investigación y el desarrollo, imprescindible para impulsar un cambio sostenible en el sector productivo.

Juan Antonio Campaña (ML Hoteles)
Leer más

¿Y si la transparencia salarial se incluyese en la RSC?

Permitiría fomentar la igualdad entre los sexos sin necesidad de discriminación positiva.

1520961408_554119_1520961633_noticia_normal_recorte1

Abogar por la transparencia salarial es abogar por la igualdad entre hombres y mujeres sin necesidad de discriminar positivamente. ¿Por qué la transparencia salarial de género no forma parte de las políticas de responsabilidad social corporativa de las empresas? +info

Leer más

Formación al cliente interno y externo

Los trabajadores y clientes son principales grupos de interés desde un punto empresarial a priori. Mientras que el trabajador (cliente interno) constituye el principal activo intangible, el cliente y su satisfacción será nuestro principal objetivo comercial.

La gestión del talento y la formación continua en la empresa debe de ser unos de los principales objetivos desde la dirección. Ya que un trabajador más capacitado en conocimiento y habilidades en su puesto se traduce en mayor calidad y excelencia laboral. Crear la confianza con el trabajador para detectar sus propias necesidades formativas es la clave del éxito de la dirección.

Desde ABASTHOSUR gestionamos un plan anual de formación, donde damos prioridad a la formación derivada de requerimientos legales en los puestos de trabajo. Como puede ser formación en materia de prevención de riesgos laborales, seguridad vial, seguridad alimentaria, etc. Pero a su vez, buscamos una formación continua de calidad que optimice y desarrolle las capacidades de los trabajadores en sus competencias específicas del trabajo que desempeñan. Es aquí donde nuestra empresa tiene un enfoque a medio-largo plazo de reconocimiento y valía del profesional.

Siendo así nos hemos planteado otro importante reto, la formación al cliente. Para ello hemos desarrollado una sala de formación culinaria donde planteamos jornadas de formación específica de producto; colaborando con proveedores y especialistas del sector agroalimentario dedicamos estas jornadas a grupos de clientes o bien a nuestro propio equipo humano. Además algunas de estas formaciones las vamos grabando, creando un canal de youtube: El Plato Rojo; pudiendo acceder todos nuestros interesados y  colaboradores a dicha formación. De esta manera, pretendemos ir más allí de las expectativas del cliente y ser su colaborador no solo en servicio, sino desde una perspectiva integral y profesional del producto que le servimos.

https://youtu.be/Hp55RJpVP98

Francisco Javier Carmona (ABASTHOSUR)
Leer más

Cultura innovadora, una responsabilidad más de las empresas

El papel del profesional dentro de una empresa ha evolucionado desde la posición tradicionalmente establecida, dedicada a cumplir sus funciones de manera óptima, hacia un nuevo rol que le requiere una implicación mayor.

La sociedad ha permitido un cambio en las reglas de la economía con un modelo más transparente, abierto y global. Se han ampliado las fronteras del mercado, haciendo posible que las empresas puedan ofrecer sus bienes y servicios en un mayor número de países, pero ampliando a la vez el número de competidores. Este nuevo orden mundial ha coincidido en el tiempo con la expansión de las políticas de responsabilidad social corporativa en las empresas.

La globalización ha propiciado la necesidad de innovar de manera constante y las empresas están comenzando a adoptar un modelo de gestión diferente en el que los trabajadores adquieren un papel imprescindible en ese cambio.

La creación de un patrón de cultura innovadora genera valor dentro de la propia empresa y produce una retroalimentación interna, permitiendo motivar a los profesionales que interactúan. Facilita la detección de problemas internos y las soluciones para resolverlos y, de cara al cliente, favorece el diseño de productos y servicios más competitivos.

Sin embargo, esta cultura no surge de manera espontánea, sino que resulta necesario educar en innovación y en los beneficios que produce. Es preciso instaurar un clima de confianza interna en las empresas que anime y motive a sus empleados y colaboradores a manifestar nuevas ideas, configurar canales para el intercambio de conocimiento, aflorar a los profesionales con mayor sensibilidad para dinamizar el proceso y reconocer el esfuerzo y el talento.

La cultura innovadora hay que trabajarla e implementarla, se debe hacer diariamente, sin objetivos a corto plazo pero con clara meta y resultados a medio y largo plazo.

En Sando la cultura innovadora facilita que cualquier persona de la compañía pueda promover una idea innovadora o proponer una alternativa más eficiente a cualquiera de los procesos internos contribuyendo y participando de manera activa en la mejora continua de la organización.

Las empresas de hoy para asegurar su supervivencia, deben necesariamente crear ecosistemas internos en los que se valoren las ideas de sus profesionales y se posibilite que un intangible como la capacidad de innovar sea una herramienta de futuro.

SANDO

Leer más

RESPONSABILIDAD Y ESTRATEGIA

En los últimos cinco años, la responsabilidad empresarial se ha afianzado como factor estratégico y esencial de competitividad de las organizaciones, más allá de la gestión del riesgo y la reputación. El acceso a la información y las exigencias de transparencia han empoderado a los consumidores que, además de exigir productos o servicios de calidad, demandan que las empresas sean éticas, eficientes, sostenibles y medioambientalmente responsables. Ya nadie duda que la RSE sea una herramienta estratégica para las empresas.

Reflejo de este compromiso, debe ser situar el área de Responsabilidad Social Corporativa al más alto nivel dentro de la estructura organizativa de cada entidad, ya que la misión pasa por integrar en la gestión estratégica de la organización los elementos de dirección necesarios para desarrollar un modelo de negocio responsable, comprometido, integrado en el liderazgo, cultura y procesos de la empresa, y  que actúe como motor de innovación, competitividad y creación de valor compartido con nuestros grupos de interés.

Grupo Peñarroya
Leer más

Responsabilidad social corporativa e impuestos ¿qué opináis?

De manera general, el marco real en el que operan las empresas dista mucho de reunir las condiciones en las que los mercados competitivos permiten alcanzar soluciones óptimas desde el punto de vista social

La responsabilidad social corporativa (RSC) o, más genéricamente, empresarial (RSE), es un mantra en boga. Pero no se trata de un concepto novedoso, como tampoco indiscutido en el ya largo proceso de asimilación e implantación en el mundo empresarial. Si numerosos y heterogéneos son los enfoques de la teoría económica de la empresa, no debería sorprender mucho que también existan diferentes interpretaciones del papel de una organización empresarial.

El economista norteamericano Milton Friedman, Premio Nobel de Economía en 1976, marcó un hito argumental al defender que «hay una y solamente una responsabilidad social de las empresas: usar sus recursos e implicarse en actividades encaminadas a aumentar sus beneficios, siempre que respeten las reglas del juego, es decir, que actúen en una competencia abierta y libre, sin engaño ni fraude» +info

 

Leer más